29 noviembre 2012

CISS o Sistema de Tinta Contínua para Epson P50

Ayer por fín pude meterme con la instalación del sistema de tinta contínua (Continuous Ink Supply System, en inglés) en mi Epson P50. Esta impresora tiene varias cosas buenas: Calidad de impresión, capacidad de impresión a sangre, bandejas para imprimir CD/DVD, Tarjetas de PVC, etc... en fin, una todoterreno. Sin embargo, su carencia es, como siempre, la tinta. Señores, con cartuchos de 3,5 ml. no vamos a ningún sitio, sobre todo si haces algo más que imprimir una foto cada seis meses. Aquí entra el CISS, que no dejan de ser cartuchos como los originales, con un macarrón que sale a un depósito exterior de tinta por color de 100 ml. El funcionamiento es sencillo (e ingenioso): El cartucho está lleno de tinta y sin aire, de modo que cuando necesita tinta, la presión del vacío -por su tendencia a igualar la presión- tira del depósito exterior, que tiene una abertura por donde entra el aire. Vamos directos a cómo se instala paso a paso. En mi caso es un kit de Reciklame, que me costó 48 € (más IVA y envío). Como bien dice el manual (bastante completo) de Reciklame, abrimos la caja y comprobamos el contenido. Deberíamos tener los depósitos de seis colores unidos a los los cartuchos por medio de macarrones, seis jeringuillas, seis pequeños filtros, dos enganches de plástico para sujetar los macarrones a la impresora. Además a mí me vinieron un par de guantes desechables, que os recomiendo calzaros antes de tocar nada... la tinta es juguetona.

Como véis, el kit viene precargado de tinta y purgado de fábrica, así que el paso de cargar tinta y purgar no os lo voy a explicar. En el manual de Reciklame viene perfectamente descrito.


Después lo que hice fue comprobar la disposición de los colores. No queremos que un error de embalaje acabe imprimiéndonos el negro en rojo y el cian en magenta. Encendemos la impresora y abrimos la cubierta. Esperamos a que la cabeza se coloque en posición de cambio de cartuchos (unos 40 segundos). Cuando se detenga completamente, desenchufamos el cable de corriente. Abrimos la tapa del cabezal y extraemos los cartuchos originales.


Junto a mi impresora no tengo una base plana donde colocar los depósitos, así que he fabricado esta mochila para contenerlos. No es que me haya esmerado mucho, pero hace su función y luego no se verá. Al lado se puede ver el sistema de recogida de tinta de desecho, que será objeto de otro brico.


Una vez que tenemos fuera los cartuchos originales, hay que quitar la tapa del cabezal. Para ello insertaremos un destornillador plano donde indica la flecha roja, y haremos una leve palanca horizontalmente en el sentido de la flecha verde. La bisagra se desplazará y saldrá la tapa. No os tengo que decir que guardéis estas piezas por si en el futuro tuviéseis que llevar la impresora al SAT.


Pasamos ahora a los depósitos del CISS. Hay tres cosas capitales en estos depósitos, y deben hacerse o comprobarse por este orden:

1.- Que el nivel es el correcto. La sección estrecha del depósito debe estar más vacía que la grande (flecha verde en la foto). Es en este sitio donde se hace el intercambio de aire, así que esto es importante. Si las dos secciones del depósito están a la misma altura, se deben colocar horizontales los depósitos con la sección estrecha arriba para que baje la tinta al depósito grande.


2.- Colocar junto a la impresora los depósitos en vertical sobre su base, y no inclinarlos más. Además, la base de los depósitos debe estar a la misma altura que la base de la impresora. No por encima, porque los cabezales chorrearían, ni por debajo, porque la presión del vacío no sería suficiente para cargar los cartuchos.

3.- Quitar los tapones pequeños y colocar los filtros de aire en su lugar introduciendo el extremo grueso (flecha roja).


Pasamos a colocar los cartuchos en el cabezal. Movemos el cabezal a la izquierda del carro para poder meter los cartuchos y los macarrones por el hueco, movemos el cabezal otra vez a la derecha y colocamos los cartuchos. Importante hacer presión en la parte superior mientras nos cercioramos de que todas las pestañas han encajado correctamente.


En la siguiente foto vemos cómo ha de quedar el macarrón, por debajo de la viga plástica central.


Colocaremos los soportes del macarrón. El que tiene forma de T lo pondremos junto a la flecha de la gota, sin taparla. Dicha flecha es la que indica qué cartucho se ha quedado sin tinta cuando pulsamos el botón de la gota de la impresora.


Ajustar el macarrón, pasando el cabezal a izquierda y derecha, para que quede justo, pero no tirante.

En la siguiente imagen se ve la colocación del soporte y la flecha de la gota marcada con una flecha roja.
También se ve a la derecha el otro soporte blanco para guiar el macarrón fuera de la impresora.


El soporte en T no debe quedar alineado horizontalmente con el enganche de los cartuchos, de lo contrario el macarrón se bloquearía al pasar a la izquierda, sino que debe quedar un poco desplazado. En la siguiente imagen se puede ver a qué me refiero.


Ya tenemos el CISS montado. Ahora solo queda enchufar la impresora y cerrar la tapa. Como la tapa no cierra del todo, tendremos que poner un trozo de goma o un papelito en el botón que le indica a la impresora que la tapa está cerrada.



Si la máquina queda encendida y no se ilumina ningún otro piloto, podéis imprimir una prueba de cabezales desde el menú de contexto de la aplicación de Epson en el PC. No obstante, lo más probable es que al encender la impresora ésta diga que no hay tinta; lo indica iluminando el botón de la gota.
Abrimos la tapa y pulsamos el botón de la gota una y otra vez. El cabezal se moverá hacia la flecha de la gota para indicar qué cartucho no tiene tinta. En mi caso recorrió todos los cartuchos con cada pulsación.

Como los cartuchos disponen de botón de reset (maravilloso invento), es tan sencillo como pulsar el botón gota hasta que el cabezal vuelva a la posición de cambio de cartuchos, y en ese punto pulsar el botón de reset durante 3 segundos (5 para asegurar). Después pulsamos el botón de gota otra vez y listo: La máquina queda lista para usar.

Realizaremos la prueba de inyectores de Epson, y si encontramos alguna línea faltante, haremos una limpieza de inyectores desde el mismo menú de Epson.

Decir solamente que la tinta de este Kit es de buena calidad, con una densidad muy similar a la original y una calidad de impresión que tampoco se distingue de la original. También disponéis en esa misma tienda de recargas tipo Claria.

Para que veáis el ahorro de costes, harían falta 28 juegos de cartuchos originales para igualar la capacidad de este kit (100ml. / 3,5 ml. = 28 cartuchos aprox.). Si cada juego de Epson cuesta 80 euros, nos arroja un montante de 2240 €, comparado con los 48 € (IVA y envío aparte) del kit. Merece la pena probarlo.

Si tenéis alguna duda más, os animo a ver vídeos en Youtube, que los hay a patadas para esta impresosa, poniendo en el buscador "Epson P50 CISS".

Buenos días y buena suerte.

31 agosto 2012

Elena y Javier - Soñar contigo

A veces se hace difícil contar una historia, sin embargo, su complicidad trajo a mi memoria esta maravillosa canción de Zenet, soñar contigo, y de ahí partió lo demás. Voz suave y apasionada, instrumentos acústicos, blanco y negro, poca velocidad…

Aquel día demostraron que son un verdadero sueño el uno para el otro.
Elena y Javier - Soñar contigo from aranda on Vimeo.

ea3
Historias para toda la vida.

29 mayo 2012

Estación de carga para cámara

Amigos del chapuceo.

Cuando ví la estación de carga de Sony para dos baterías me pareció una idea muy buena:

Imagen de cambuy.com.au

Lo que no me pareció tan bien fue el precio, así que eché mano de mi proveedor de chuminadas habitual y encontré esto:

En las fotos del producto no sale, pero el mío tiene la palabra Sony serigrafiada con total claridad. De hecho es una copia exacta (por fuera) del BC-TRV original.  Con su etiqueta de Sony por detrás y todo.

Al precio de 6 euros cada uno (hace un mes) adquirí dos. La idea consiste en desmontar, unir las carcasas, soldar fases y neutros juntos y volver a cerrar. Un cable de corriente para dos cargadores unidos.

Para pegar las carcasas he usado Nural 25, que para plásticos como el ABS no tiene igual. Luego practicmos un rebaje para que pase el cable, montamos todo a la inversa y ya lo tenemos listo.

Sin más, las fotos. Si hay dudas, preguntad.

Todo desmontado y bases pegadas, con el rebaje para el cable

Otra vista de lo mismo

Estañando los cables

Soldados en las placas para unir los conectores de corriente. Uno de los conectores lo condenaremos con termufusible y cinta.

Trabajo terminado
¡No tiene LCD pero hace su trabajo!. Y muy bien, por cierto.

La de la izquierda está cargando y la de la derecha ha terminado ya. Ah, y la batería de la izquierda también es china... 20 euros.

Buenas noches y buena suerte.

28 marzo 2012

Conversión de un trípode de foto en uno de vídeo

Podría parecer que un trípode de foto se puede usar para vídeo, pero no es así. Cuando hacemos una fotografía, el trípode no debe moverse, sin embargo en vídeo se necesita un movimiento fluído para poder realizar barridos con la cámara.



Con este post no trato de reinventar la rueda. Símplemente he intentado mejorar para vídeo el trípode Velbon CX-460 que me han regalado mis amigos Jesús y Mark. El resultado ha sido una modificación decente, que no se nota a simple vista, reversible y por poco dinero.

La pieza clave es una rótula de bola para panorámicas (Ruby 005h en DealExtreme). Este tipo de rótulas llevan un mecanismo de arrastre que hace que se muevan con fluidez. Otra ventaja es la pastilla (o plantilla) rápida, que además da cierto grado de ajuste para poder equilibrar posteriormente la cámara, porque se puede desplazar un par de centímetros en el carril.



Se desmonta el cabezal original del trípode, y la zapata superior y su soporte de la panorámica. Se intercala la rótula panorámica, de manera que el usaremos el eje horizontal (pan) de la panorámica, que es el que más se usa en tomas de vídeo, y el eje vertical de la original del trípode (hasta que se me ocurra una manera de mejorarlo).

Dentro del bástago del trípode montamos una tuerca y un tornillo de 3/8 de pulgada, donde se sostendrá la panorámica. Desmontamos la base de la zapata rápida de la panorámica (de la bola para arriba) y colocamos en su lugar la rótula original del trípode, que encaja perfectamente, y que sujetaremos con una arandela grande y el tornillo de la zapata rápida en la bola. Para terminar, uniremos la zapata rápida del trípode con la base de la zapata rápida de la panorámica.

Lo bueno del invento es que es completamente reversible, y ninguno de los elementos ha sufrido daños.

Como siempre, creo que os aclararéis mejor con las fotos:







Suave, como una esponja mojada...

Buenas tardes y buena suerte.

17 febrero 2012

Empuñadura rotativa para Canon Legria HF-S21 - parte 4 (final)

Por fín ha llegado el desenlace. Esto es peor que Falcon Crest.

A decir verdad, falta acabar el pie, pero ya se puede decir que está listo para usar.

A destacar únicamente el sistema de fricción que me he montado para que la empuñadura rote sin dejar de hacer presión, y que se mantenga en la posición en la que se ponga. El eje es un tornillo de M5 con una tuerca autoblocante dentro de la empuñadura, rodeada de masilla epoxy. La fricción se consigue gracias a dos arandelas grandes que tienen entre medias un trozo de fieltro del que se usa para las patas de los muebles. Es la solución.



Lo mejor del invento es la comodidad.

Por otro lado, la posición lenta del zoom es algo rápida para mi gusto, pero bueno, eso ya es culpa de Sony ¿no?.








Buenos días y buena suerte.

Parasol para Canon Legria HF-S21 - parte 2

Al final, como siempre, ha llegado la versión 2 antes de terminar la versión 1...

Compré un anillo para adaptar filtros (step-up ring) de 58 a 62 mm. para poder acoplar el parasol al objetivo y he montado otro pasasol distinto, como siempre, con balsa, ramín, epoxy y algo de masilla Titán Ebanistería para el acabado.

Aún está sin terminar, pero espero poder estrenarlo mañana en la TuerceBotas II.








Buenos días y buena suerte.

16 febrero 2012

Parasol para Canon Legria HF-S21 - parte 1

Muchos fuegos tengo abiertos. Sí, ya sé que tengo que terminar la empuñadura.... de hecho ya está lista, pero hay que hacerle fotos.

De momento voy a ver si puedo terminar también el parasol para la TuerceBotas del sábado.

La técnica se puede aplicar a cualquier cámara de vídeo. No tiene mucho misterio.
Simplemente se hace un cuadrado de listoncillos de madera. En concreto este tiene 620 mm de ancho por 550 de alto y unos 30 mm. de fondo. Posteriormente se cajea para que encaje en el borde de la lente.


Protegemos la cámara con film de cocina (2 capas) y presentamos la caja. Preparamos masilla epoxy (en este caso Epofer, de Feroca, a 7€ los 250 grs.) y vamos rellenando los huecos. Más adelante lijaremos para redondear las formas.

Para hacer un parasol de vídeo hay que tener cuidado con el estabilizador óptico de la cámara, que mueve un poco la imagen a los lados para contrarrestar el movimiento. Presentad el parasol y moved la cámara con rapidez a cada lado y comprobad que no hay sombras. Si las hay, tendréis que lijar o abrir más la boca.








Buenos días y buena suerte